California Mexico
 
-
Home
- Nuestra Empresa
- Anuncie con Nosotros
- Contacto
Inmigración
 
- Visa de Trabajo
- Visa de Trabajo H2B
- Visa de Estudiante
- Visas
- Loteria de Visas
- Reforma Inmigratoria
- Abogados Inmigración

Seleccione su categoría
 


- Abogados
- Agencias de Carros
- Agencias de Viajes
- Agencia de Trabajos
- Agencias Inmobiliarias
- Arquitectos
- Bancos
- Contratistas
- Curso de Idiomas
- Cruceros
- Dentistas
- Deportes
- Embajadas-Consulados
- Envio de Dinero
- Envio de Flores
- Funerarias
- Hospitales
- Hoteles
- Iglesias
- Importación-Exportación
- Licencia de Conducir
- Medicos
- Prestamos de Dinero
- Restaurantes Mexicanos
- Seguro de Auto
- Seguros Médicos
- Seguro de Vida
- Talleres de Carros
- Turismo
- Tarjetas Telefonicas
- Traductores
- Universidades


 

 


Reforma Inmigratoria

 

Durante una ceremonia de nacionalización realizada el 27 de marzo, el Presidente Bush expuso su visión de la reforma inmigratoria integral. El Presidente respaldó la reforma inmigratoria integral para proteger nuestra frontera, mejorar la aplicación de nuestras leyes y apoyar nuestros valores. El Presidente también habló sobre su propuesta de un programa de trabajadores temporales (propuesta que rechaza la amnistía), permite a los trabajadores extranjeros hacer el trabajo que ningún estadounidense está dispuesto a hacer y reduce el contrabando y el crimen en la frontera.

"El flujo inmigratorio hacia Estados Unidos continúa moldeando nuestra sociedad. Nuestra nación está unida por la libertad y una convicción de que todas las personas tienen el mismo valor y dignidad. A través de las generaciones, los estadounidenses han mantenido esa visión al acoger a ciudadanos nuevos de todo el mundo. Los inmigrantes han ayudado a determinar nuestra identidad y sostener nuestra economía.

"El Presidente cree firmemente que Estados Unidos es más fuerte y más dinámico cuando acoge a ciudadanos nuevos. Por eso, el Presidente ha instado al Congreso a aumentar el número de residencias que pueden conducir a la ciudadanía y respalda que se aumente el número de visas a disposición de trabajadores nacidos en el extranjero en campos altamente especializados. Así mismo, el Presidente promulgó una ley que crea la nueva Oficina de Ciudadanía del Departamento de Seguridad Nacional para promover los conocimientos sobre los derechos y procedimientos migratorios de los ciudadanos. Esta Oficina creó una nueva guía oficial para los inmigrantes, y el gobierno está trabajando con los grupos comunitarios y religiosos para ofrecer cursos de cívica e inglés. En julio del 2002, el Presidente firmó un Decreto Ejecutivo que hace que los miembros de nuestros servicios militares nacidos en el extranjero cumplan con los requisitos de la ciudadanía inmediatamente. Durante los últimos cuatro años, más de 20.000 hombres y mujeres uniformados se han hecho ciudadanos estadounidenses.

"Cada ciudadano nuevo promete respaldar los valores y las leyes de Estados Unidos por siempre. Los nuevos ciudadanos tienen la obligación de aprender las costumbres y los valores que definen a nuestra nación; incluidas la libertad y responsabilidad cívica, igualdad ante Dios, tolerancia hacia los demás y el inglés. El Presidente acoge un debate cortés y digno de la reforma inmigratoria integral. El Congreso ahora está considerando propuestas de reformas inmigratorias. La inmigración es un tema que suscita emociones fuertes, y debemos mantener nuestra perspectiva al realizar este debate.

Para cumplir con la promesa de Estados Unidos, debemos aplicar las leyes de Estados Unidos.

La propuesta del presidente Bush para la reforma inmigratoria integral incluye tres elementos críticos: proteger la frontera, reforzar la aplicación de las leyes del país y crear un programa de trabajadores temporales. Estos elementos dependen y se refuerzan unos a otros. Juntos, le darán a Estados Unidos un sistema inmigratorio que atienda las necesidades del siglo XXI.

El primer elemento es proteger nuestra frontera. Desde que el presidente Bush asumió el cargo, los fondos para la seguridad fronteriza han aumentado 66%. La Patrulla Fronteriza ha sido ampliada a más de 12.000 agentes, un aumento de más de 2.700 agentes, casi el 30%. El presupuesto para el año fiscal 2007 financia 1.500 agentes adicionales. Estos agentes se están dotando con tecnología avanzada como cámaras de rayos infrarrojos, sensores de movimiento y aeronaves no tripuladas. Se está instalando infraestructura de protección, como barreras para vehículos y cercas en zonas urbanas. El personal, la tecnología y la infraestructura están siendo integrados de manera más unificada que nunca antes.

"La estrategia del gobierno para la seguridad fronteriza está dando resultados. Desde el inicio de la administración del presidente Bush, los agentes han capturado y enviado a sus países a más de 6 seis millones de personas que ingresaron al país ilegalmente, entre ellas más de 400.000 con antecedentes penales. Las agencias federales, estatales, locales y tribales de administración de justicia, están trabajando juntas. Más de 600.000 inmigrantes ilegales fueron capturados por medio del Programa para el Control Fronterizo de Arizona (Arizona Border Control Initiative) el año pasado. Esto representa un aumento de más de 50% con relación al año anterior. Los hombres y mujeres de nuestra Patrulla Fronteriza han alcanzado muchos resultados, pero tenemos mucho más trabajo por delante, y no estaremos satisfechos hasta que nuestros agentes tengan pleno control de nuestra frontera.

"El gobierno está poniendo fin a la práctica de "capturar y soltar". El Presidente se ha propuesto el objetivo de dejar de capturar y soltar" durante el próximo año. La mayoría de los inmigrantes ilegales de México pueden ser enviados de vuelta a ese país dentro de 24 horas. Pero los inmigrantes ilegales no mexicanos representan un desafío distinto. Durante varias décadas, las instalaciones de detención del gobierno no han tenido suficientes camas para los inmigrantes ilegales no mexicanos capturados en la frontera, por lo que eran liberados a la sociedad. Se les asignaba una fecha para comparecer ante los tribunales, pero prácticamente ninguno se presentaba. El gobierno está poniendo fin a esta práctica al aumentar en 12% el número de camas en las instalaciones de detención este año; el presupuesto para el año fiscal 2007 propone aumentar esa cifra en 32% adicionales. El gobierno está aumentando el uso de la "deportación acelerada", lo que nos permite enviar a inmigrantes ilegales no mexicanos a sus países de manera más rápida.

"Estamos alcanzando logros en este esfuerzo. El año pasado tomaba 66 días en promedio procesar a un inmigrante ilegal no mexicano. Ahora, el proceso está tardando solamente 21 días. Esto nos ha ayudado a dejar de "capturar y soltar" a inmigrantes ilegales de Brasil, Guatemala, Honduras y Nicaragua capturados cruzando nuestra frontera del suroeste. Hace un año, el número total de inmigrantes ilegales no mexicanos liberados a la sociedad ha sido reducido en más de un tercio. Queda más trabajo por delante, y el gobierno trabajará con el Congreso para acabar con los vacíos legislativos que dificultan el procesamiento de inmigrantes ilegales de ciertos países y continuará presionando a los gobiernos extranjeros, como China, para que reciban a sus ciudadanos que ingresan a nuestro país ilegalmente.

El segundo elemento es reforzar la aplicación de nuestras leyes. Desde que el presidente Bush asumió el cargo, los fondos para la aplicación de las leyes de inmigración han aumentado en un 42%. Estos recursos han ayudado a los agentes a a enjuiciar a contrabandistas, terroristas, pandilleros y traficantes de personas. Por ejemplo, por medio de la Operación Escudo Comunitario (Operation Community Shield), los agentes federales han arrestado a casi 2.300 pandilleros que estaban en Estados Unidos ilegalmente, entre ellos criminales como los miembros de la pandilla "MS-13".

"Una mejor aplicación de la ley requiere mejor implementación de la misma en los centros de trabajo. El año pasado, el presidente Bush promulgó una ley para aumentar duplicar los recursos dedicados a la aplicación de la ley en los centros de trabajo. El mes entrante, el gobierno iniciará nuevos grupos de trabajos de aplicación de la ley en 11 ciudades para desmantelar las redes que producen documentos fraudulentos.

El tercer elemento es crear un nuevo programa de trabajadores temporales, el cual evita una amnistía. Un programa de trabajadores temporales haría que el sistema fuese más sensato, ordenado y seguro al proporcionar una manera legal de poner a los trabajadores extranjeros interesados en realizar trabajos que ningún estadounidense está dispuesto a hacer en contacto con los empleadores estadounidenses. Los trabajadores podrían inscribirse para obtener una situación legal de manera temporal. Si los trabajadores optasen por solicitar la ciudadanía, tendrían que esperar su turno. Este programa ayudaría a atender las necesidades de nuestra economía en crecimiento y permitiría que los trabajadores honrados mantuviesen a sus familias y a la vez respetasen la ley.

"Un programa de trabajadores temporales es vital para proteger la frontera. Crear una vía separada y legal para quienes entran a Estados Unidos a ganarse la vida honradamente reduciría considerablemente el número de personas que tratan de ir y venir a escondidas a través de la frontera. Eso ayudaría a disminuir la presión en la frontera y liberaría a los agentes de la ley para que se concentren en amenazas mayores a nuestra seguridad: los terroristas, narcotraficantes y otros delincuentes. El programa también mejoraría la seguridad al crear tarjetas de identificación no modificables que permitirían a las autoridades mantenerse al tanto de todo trabajador temporal que está en Estados Unidos de manera legal y ayudaría a las autoridades a identificar a aquéllos que están aquí ilegalmente.

"Un programa de trabajadores temporales no debe otorgar la amnistía. Otorgar la amnistía permite injustamente que quienes violan la ley pasen adelante de las personas que cumplen con las reglas y esperan su turno para la ciudadanía. La amnistía también fomentaría olas futuras de inmigración ilegal, aumentaría la presión en la frontera y dificultaría que las agencias de la ley se concentrasen en quienes quieren hacernos daño. Por el bien de la justicia y de la seguridad fronteriza, el Presidente se opone firmemente a la amnistía.

 



 
© 2006 - 2011 California Mexico.com - Mapa del Sitio
Derechos Reservados